La restauradora frustada

Una prueba de que el arte es una obra irrepetible, en un “aqui y ahora”

El caso de una anciana que intentó restaurar el Ecce Homo 

Los comentarios están cerrados.